• banner01
  • banner02
  • banner03
Porque instalar un sistema de protección de caídas.
Toda tarea que un trabajador deba realizar a más de 2 metros de altura, deberá contar con las protecciones adecuadas para evitar su posible caída al vacío.
Generalmente en edificaciones o estructuras de reciente o antigua construcción existe necesidad puntual y esporádica de realizar mantenimientos en altura, existiendo el riesgo de caídas.
La necesidad de realizar el trabajo y de que los equipos humanos accedan y transiten por esa zona, independientemente de la periodicidad o intensidad del mismo, exige que sean realizados de manera segura.
Existe un trabajo previo a la instalación de puntos y líneas de anclaje “líneas de vida”, diseñar el recorrido, la ubicación, dependiendo de la utilización y el trabajo asociado a su uso (mantenimiento, toma de mediciones, reparaciones puntuales, etc).
Instalar “hierros y cables”, aparentemente resulta sencillo, pero estos hierros y cables son diseñados por fabricantes, ensayados y cumplen la Norma EN 795 (se responsabilizan de su fabricación y se acogen a las normas).
Toda línea de vida debe poseer su documentación respaldatoria. Una instalación sin documentación, no es una instalación segura, y no debe ser utilizada. Anticípese a los problemas que genera no disponer de documentación, si en su instalación se ocasionó el accidente de un usuario, la investigación se la exigirá.
Si queremos disponer siempre de puntos y líneas de anclaje operativos, aptos para su uso, y asegurarnos de que esto se cumple, se recomienda la revisión anual de los sistemas.
Las revisiones deberán de realizarlas personal calificado, y se deben documentar. También deben ser revisados periódicamente por el usuario y anualmente por una persona competente los elementos de protección personal antiácidas como ser arneses, colas de amarre, etc, y deberemos también documentado.
Si dispone de líneas o puntos de anclaje de las cuales y por diversos motivos desconfía: porque carece de documentación, la empresa instaladora ya no existe, no sabe qué sistema tiene instalado, confíenos su problema. Lo estudiaremos y le aportaremos la solución.
Si queremos disponer siempre de puntos y líneas de anclaje operativos, aptos para su uso, y asegurarnos de que esto se cumpla, se recomienda la revisión anual de los sistemas. Las revisiones deberán de realizarlas personal calificado, y se deben documentar.
También deben ser revisados periódicamente por el usuario y los elementos de protección personal anticaídas como ser arneses, colas de amarre, etc. y deberemos también documentarlo.
Si dispone de líneas o puntos de anclaje de las cuales y por diversos motivos desconfía, porque carece de documentación, la empresa instaladora ya existe, no sabe qué sistema tiene instalado, confíenos su problema. Lo estudiaremos y le aportaremos la solución.
Todo sistema de protección anticaída, debe tener un plan de rescate al cual se deberá recurrir en caso de que algún usuario del sistema sufra una caída.
La no existencia de un plan de rescate puede tener causas gravísimas sobre la persona accidentada, ya que la demora en su rescate podría causar incluso la muerte debido a la gran presión causada por las cintas del arnés restringiendo la circulación sanguínea de la victima.
Los sistemas de rescate se complementan con la utilización de sistemas anticaída.
Estos sistemas son sencillos y efectivos, es necesario disponer de ellos, y que éstos se encuentren integrados en los equipos de trabajo, que los posibles usuarios estén formados y entrenados en su utilización y manejo.
Es posible realizar ensayos no destructivos sobre la estructura o elementos estructurales, que nos permiten verificar que ésta soportará las cargas asociadas a una o varias caídas.
Nuestra experiencia nos dice que muchos de los sistemas actualmente instalados no soportarían el impacto de una caída. (instalaciones realizadas por personal no competente, sistemas mal diseñados, etc).
Los empleadores y sus empleados no deben tomar el trabajo en altura a la ligera, una adecuada selección de equipos, realizar irregular y pobremente las revisiones de mantenimiento, la falta de planificación y de rescate entrenamiento inadecuado de los usuarios hará aumentar los riesgos.
En el lugar de trabajo, todos tenemos una responsabilidad y un deber de cuidado por nuestra propia seguridad y la de nuestros colegas. No es aceptable permitir situaciones de escasa seguridad.
Las vidas de las personas son muy valiosas para sus familias y sus empleadores.

STOGUE SRL

Alvarado 2256 Capital Federal C.P. (1290) Buenos Aires, Argentina . Tel./ Fax +54 11 4760 4196 / 4730 4860 . stogue1@stogue.com.ar